Día de invertebrados. Lunes, 21 de Marzo de 2005 - Oceana Europe
Home / Blog / Día de invertebrados. Lunes, 21 de Marzo de 2005

marzo 21, 2005

Día de invertebrados. Lunes, 21 de Marzo de 2005

Topics: 

 

Hoy se ha documentado una zona de fango y sedimentos finos, situada entre la zona protegida del archipiélago de Cayos Cochinos y la costa continental de Honduras. Aquí se llevan a cabo actividades de pesca de arrastre ilegal, ya que no se respetan, por parte de los buques camaroneros, la distancia legal a la costa. Después, volvemos a Mariposales. Son zonas ricas en algas verdes, como las del género Caulerpa, así como el » alga chupachups » ( Rhipocephalus phoenix ) y alguna mancha de fanerógamas marinas.

Esta vez si hemos encontrado crinoideos o estrellas pluma, algo que queríamos documentar desde que empezamos el viaje. Estos equinodermos son espectaculares e, inevitablemente, llevan nuestra imaginación a tiempos jurásicos, momento en el que dominaron gran parte de los ecosistemas marinos. En esta ocasión es un crinoideo blanco y negro ( Nemaster grandis ). Un poco más allá, otro equinodermo, en este caso una estrella cojín ( Oreaster reticulatus ).Crab

Hoy parece ser el día de los invertebrados, también hemos visto gusanos de fuego ( Hermodice carunculata ), algunas anémonas que aún no hemos identificado, y nos hemos detenido a filmar con más detalle algunos corales y una esponja barril gigante ( Xestospongia muta ), pero de pequeño tamaño.

Mientras en el arrecife más cercano seguimos observando la vida. Hoy hay mejor visibilidad y parece como si todos hubieran vuelto con ganas de dejarse ver: peces sargento ( Abudefduf saxatilis ), doncellas coliamarillas ( Microspathodon chrysurus ), pargos lane ( Lutjanus synagris ), pargos de cola amarilla ( Ocyurus chrysurus ), peces loro de varias especies y de todas las edades, tales como el luminoso ( Sparisoma viride ), el princesa ( Scarus taeniopterus ), el banda roja ( Sparisoma aurofrenatum ), o el de cola amarilla ( Sparisoma rubripinne ), y también numerosos roncadores, como el francés ( Haemulon flaviolineatum ), el de bandas azules ( Haemulon sciurus ), o el español ( Haemulon macrostomum ).

Entre las grietas asoman algunos peces ardilla espinosos ( Holocentrus rufus ) y hasta alguna langosta del Caribe ( Panulirus argus ). Y no lejos de ahí, varios erizos de púas largas ( Diadema antillanorum ).

Jugando entre las gorgonias, algún pez trompeta ( Aulostomus maculatus ) y peces cofre ( Lactophrys triqueter ). Pero hoy además del habitual negro con puntos blancos, hemos visto a la variedad amarilla, que se da en pocas zonas del Caribe. Y al volver buceando al embarcadero, nos espera una gigantesca barracuda ( Sphyraena barracuda ) de más de un metro, que según nos dicen en la Estación Biológica, ha decidido quedarse por esta zona.

Justo en el embarcadero hemos encontrado a un pescador local garífuna, en su pequeña embarcación de color azul, con una camiseta del Milán y pantalón rojo. En la mano llevaba una pequeña red de color rojo, con una luz de malla pequeña. Debajo del embarcadero se concentran colonias de larvas y alevines de aspecto como una sardina plateada. Allí lanza con su mano derecha la red que se abre como un pequeño paracaídas. Los plomos que tiene alrededor la hacen hundirse lentamente. Estos plomos están unidos a la zona central de la red por unos hilos de nylon. Al tirar de todos ellos al unísono, la red se va cerrando por debajo, dejando atrapados en su interior a los pequeños peces. Estos servirán de cebo para hacer otras capturas de peces mayores. Utilizando cuatro de ellos en un anzuelo, y lanzando unos cuantos en el mar, alrededor del mismo, capturarán a otros ejemplares de mayor tamaño que puedan vender en los mercados locales. Los arrecifes de coral concentran la biodiversidad marina que permite la reproducción y desarrollo de innumerables especies, algunas de ellas con alto valor en el mercado como la langosta, el caracol o los peces de escama.

Por la tarde debemos recoger. A primera hora de la mañana temprano, muy a nuestro pesar debemos abandonar los Cayos. Ciertamente uno de los lugares más hermosos que he visitado.