Contracorriente | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Mar en calma, calor, pero no bochorno, y dos buceos en busca de cuevas. Creo que la mayor parte del personal de la expedición firmaría que todos los días fueran así. La primera inmersión normalita, pero la segunda ha estado curiosa: al intentar pasar un cabo al poco de comenzar, la corriente ha ido en aumento hasta que prácticamente no avanzábamos a pesar de que aleteábamos con decisión para ayudar al torpedo eléctrico que nos remolca bajo el agua. Tuvimos que descender hasta los -30m para poder remontar siguiendo el tortuoso relieve del fondo. Al doblar el cabo, la corriente cedió lo suficiente y cuando ya estaba pensando en una inmersión sin cuevas, ni fotos, encontramos una enorme caverna de unos 15m de alto que penetraba en el acantilado más de 100m. Solo una, pero monumental.

 

 

A continuación:

Fishing for dinner

Leer el artículo siguiente