Un tesoro a bordo | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

El trabajo es duro pero el botín inmenso e incalculable.

Oculto tras la impredecible piel del gigante y vigilado por el mismo Neptuno.

Protegido con insondables cadenas y guardado en un cofre de destellos de plata y olor a mar.

¡Adelante, tripulación, la recompensa se comparte al ocultarse el sol tras la Isla de Gozo sobre la cubierta del Ranger!

© OCEANA / Carlos Minguell

A continuación:

Looking for caves

Leer el artículo siguiente