Un día más en tierra | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Todo el que alguna vez haya hecho trabajo de campo reconoce el sentimiento de frustración que causan muchos días seguidos de mal tiempo. De antemano sabes que habrá días de esos y aun así, esperas que esta vez sea diferente. Pues bien, no lo es. Un día de vez en cuando se valora: los días en el mar se alargan más allá del horario normal de oficina y el trabajo dura 7 días a la semana si el tiempo lo permite, lo que deja muy poco tiempo para otras ocupaciones, como llevar un seguimiento de los datos recogidos, realizar algún trabajo de mantenimiento que pueda hacer falta o revisar las muestras, fotos y vídeos, por no mencionar las cosas del día a día como la colada. También está bien tener tiempo simplemente para descansar, ir a correr, etc., pero después de un par de días, se hace aburrido: ves el mar desde la orilla, el viento soplando, y deseas que se calme.

Así estamos por el momento. Ya llevamos dos días en tierra por vientos fuertes del sur. Otro reto que tenemos en el Sund son las intensas corrientes, que en condiciones normales discurren a 3 nudos por hora y en estas condiciones meteorológicas se vuelven incluso más fuertes. Por suerte, el pronóstico muestra algo de mejoría en los próximos días, así que esperemos que nuestra tripulación vuelva a navegar pronto para descubrir los tesoros del Sund.

Página principal Expedición Sund 2016

A continuación:

A quiet day

Leer el artículo siguiente