Sin rastro de las tortugas marinas. Viernes, 22 de Abril de 2005 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

El Ranger ha llegado a Bimini ( en el archipiélago de las Bahamas ) antes de lo previsto, a las 6:15 a.m. Así que no hemos podido fondear hasta las primeras luces del alba. La espera estaba justificada: era importante poder ver el fondo arenoso antes de echar el ancla, porque en esta zona, nos explica Ricardo, hay muchas fanerogamas marinas, teniendo que extremar nuestras precauciones para no dañarlas.

Epinephelus striatus

Escribo estas líneas al final de la jornada, pues el viernes 22 ha sido muy intenso. Mientras Ricardo, Annie, David y yo hacíamos una salida de reconocimiento en el dinghy o lancha auxiliar, el equipo de buceadores preparaba dos largas inmersiones, que luego han resultado llenas de emoción. Ahora estamos haciendo recuento del intenso trabajo realizado. De las inmersiones de hoy, podemos recordar fácilmente al menos unas 40 especies y más de una veintena de invertebrados, así como una docena de algas y plantas.

 

 

 

La camarógrafa de Oceana, Mar Mas, está algo " enfadada " porque Indi, el cocinero, ha tenido la gran suerte de ver un tiburón nodriza ( Ginglimostoma cirratum ). Y ella no. " Es lo que tienen esos días en los que resulta duro ser mujer ", comenta con guasa. " Y tener que estar pendiente de grabar contraluces en un cañón, claro ". El caso es que Mar también se perdió el magnífico mero de Nassau ( Epinephelus striatus ) al que si que pudo captar el fotógrafo, Houssine Kaddachi. Vale, no se me dio bien - reconoce - pero he grabado todo el ecosistema que me ha pedido Ricardo, incluida una vieira que aquí es una especie comercial muy apreciada en gastronomía ". No es una vieira, matiza el Director, sino una almeja áspera ( Lima scabra ). Mar también se ha dado de bruces con un gracioso pez cofre ( Lactophrys triqueter ), " echando agua por la boquita, y mirando fijamente a la arena, clavado, como si fuera un colibrí, removiéndola para comer pequeños crustáceos de entre las partículas en suspensión…

Pero vamos a ver cómo ocurrió todo.

10:00 a.m. del viernes 22. El equipo de buceadores se pone otra vez en movimiento. Por fin van a realizar su primera inmersión del proyecto Ranger después de la larga, y para ellos tediosa, parada técnica que la Expedición Transoceánica se vió obligada a hacer en Florida. Desde la lancha auxiliar, que en ningún momento perdemos de vista, Bibi llama al barco, un poco antes de que los buzos se tiren al agua.

- ‘ Ranger, Ranger, ¿ me recibes ?, cambio ".

- ‘ Aquí Ranger, adelante ".

- " Hay una boya y nos hemos amarrado a ella. ¿ Nos veis ? ".

- " Afirmativo, afirmativo, os vemos ".

Hoy hemos hecho dos inmersiones, la primera en un pequeño cañón submarino entre 14 y 30 metros de profundidad. " Los cañones submarinos pueden ser inmensos. Son como cortados en los que se crea un pasillo interior, mientras que las rocas laterales estan repletas de animales filtradores ", nos explica Ricardo Aguilar.

Bimini

Contraluces en un cañón.

Allá abajo, comenta Mar, el juego de luces, es fascinante. Rojos intensos, amarilllos, púrpuras, el contraste entre el blanco, el azul y el negro… y de repente se recortan las sombras de algunos pececitos, también algún mero esquivo. " Luego, ante mi, una mata de coral negro de dos metros y medio, alucinante ".

Las especies que encontramos en el cañón son más características de zonas pelágicas como el jurel rojo ( Caranx rubers ), chopas ( Kyphosus sectatrix ), serviolas ( Seriola dumerli ), y otras más típicas de arrecife como roncadores franceses ( Haemulon flavolineatum ), meros Goliat ( Epinephelus itjara )… El ecosistema tenía tres variedades de corales: blandos, duros y negros. El coral blando es mucho más flexible, mientras que el duro es rígido y puede formar arrecifes. Los negros son unas especies más raras dentro del mundo de los corales. Se les llama así, porque suelen tener una especie de corteza, como los árboles. Segregan una proteina material, habitualmente de color negro, que va generando círculos concéntricos como si fueran los anillos de un árbol, alrededor de la estructura. Y sus pólipos viven permanentemente en el exterior, no se retraen como el resto de los corales.

La Expedición de Oceana también ha documentado mucha Halimeda, un genero de algas verdes fundamental para la creación de arrecifes coralinos, ya que en su interior tienen una estructura calcarea que, al morir suministra calcio a los corales para formar su esqueleto.

Rabbit Rock

La segunda inmersión ha tenido lugar en un pequeño montículo submarino, conocido como Rabbit Rock ( la roca del conejo ), que va casi desde la superficie hasta una profundidad de 8-10 metros. Aquí hemos encontrado un hábitat formado por tres algas pardas: un sargazo ( Sargassum polyceratium ) y dos tipos de turbinaria ( Turbinaria turbinata y T. tricostata ) . " Se trata de un ecosistema típicamente costero y superficial utilizado por multitud de especies, sobre todo juveniles. Aquí encontramos desde invertebrados como las esponjas, los erizos, las estrellas de mar, y gusanos plumero.

Estos últimos son parecidos y de la misma familia que los gusanos formadores de arrecife de Europa, los sabélidos, o el bonito espirógrafo del Mediterráneo. Y multitud de peces de todos los tipos: peces ballesta, peces lima, cofre, ardilla, mariposas, cirujanos, doncellas… ".

Bimini

Durante la salida para encontrar localizaciones todavía no hemos visto tortugas, pero nos han confirmado que ya están en aguas de Abaco, próxima parada de la Expedición, especialmente la carey y la verde. Es más raro encontrar a la tortuga boba en esta época del año, ya que su puesta es más retrasada. Además de las tortugas, hemos venido a Bimini porque es una de las zonas importantes de reproducción y de alevinaje o juveniles de especies como el mero de Nassau o tiburones como el tiburón limón ( Negaprion brevirostris ). Los adultos luego suelen irse a zonas más oceánicas. Además es un área de alimentación para la tortuga carey ( Eretmochelys imbricata ), de hecho hemos visto muchas esponjas mordidas, seguramente por esta tortuga.

Annie, Ricardo y yo si hemos tenido la suerte de ver el mero de Nassau que Mar no ha podido capturar hoy con su cámara. También conocido como cherna criolla, se llama mero de Nassau por la capital de Bahamas y se distribuye desde aquí hasta todo el Caribe. Debido a su especial belleza ha sido muy capturado deportivamente, pero también la pesca comercial le ha causado estragos, haciendo que cada vez sea más escaso en toda su área de distribución.


Al llegar a uno de los puntos que queríamos estudiar, nos ha parecido ver a un tiburón nodriza ( Ginglymostoma cirratum ). Debido a que es más ancho de cabeza que otros tiburones parece más amenazador, pero el nodriza es prácticamente inofensivo. Muy tranquilo, pasa mucho tiempo quieto sobre la superficie del fondo marino.

Indi no había visto nunca un tiburón en libertad. " Por eso me ha impresionado, porque al verle llegar piensas que tal vez pueda haber otros menos pacíficos. Ha sido emocionante. Estaba nadando a ras de fondo y de pronto ha aparecido, rodeado de muchos peces cirujano ( Acanthurus spp. ) y roncadores ( Haemulon spp. ) que iban con él, como en una comitiva. Supongo que estaría buscando alimento, era como de metro y medio, gris amarillento.

También nos hemos topado con un par de barracudas ( Sphyraena barracuda ). Es una especie muy territorial, que pasa su tiempo en estas zonas costeras, especialmente sobre fondos de fanerógamas marinas o fondos blandos de arena, como los de aquí, donde también hay el denominado " pasto de tortugas " ( Thalassia testudinum ). Ricardo Aguilar ha estado muy pendiente de sus movimientos. " No he querido decírtelo, para que no te pusieras nerviosa, pero nos ha seguido durante 50 metros, en paralelo ".

A continuación:

Press conference in Miami. Thursday, April 21st 2005

Leer el artículo siguiente