Ría de Viveiro | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

A las 8:00, saliendo de la Ría de Viveiro, empezamos el día viendo un gran grupo de delfines comunes –unos 25-, con el mar como un plato, nadando tranquilamente hacia la salida de la ría. Tenemos la suerte de ver uno pequeñito saltando enérgicamente, sacando el cuerpo entero del agua. Lástima que no pudimos fotografiarlo.

En esta ocasión nos dirigimos hacia el N, a 4’5 millas de la ría, lo que supone algo menos de media hora de camino. El lugar no tiene ningún nombre asignado. Se trata de una barra, su forma es distinta a la de un bajo, más alargada. Echamos el ROV a 153 metros y grabamos durante 3 horas y 10 minutos, recorriendo apenas 1 milla, pues la velocidad del robot debe ser muy lenta, porque vamos parando y haciendo zooms sobre todo aquello que nos resulta interesante.

Al medio día, fondeamos frente a la Isla Coelleira, para que los submarinistas puedan documentar sus fondos. Carlos, el fotógrafo, consigue espectaculares fotos de nudibranquios, esponjas y otras especies, siempre con la ayuda de Josiane, su buceadora de apoyo y jefa del equipo. Además, se toparon con el congrio más grande que dicen haber visto nunca, del mismo tamaño que Josiane, y nadando abiertamente cerca de ellos. Por otro lado, Jorge y Pilar, que se dedican a la filmación, consiguieron gran detalle de la enorme cantidad de algas y esponjas de los fondos de la isla. Las imágenes son realmente preciosas y había muy buena visibilidad. Estuvieron durante casi 1 hora en el agua a 24m máximo, lo que les costó 8 minutos de parada obligatoria antes de alcanzar la superficie.

A continuación:

Niebla Seamount

Leer el artículo siguiente