Poniendo al día las “labores del hogar” | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Después de una semana fondeados en el puerto de Santa Margherita y teniendo que ir en la zodiac hasta la costa, ahora estamos en Bastia amarrados al embarcadero. Por fin tenemos a nuestro alcance unas buenas duchas donde refrescarnos y lavarnos, sin tener que usar la improvisada ducha de agua fría en la cubierta del Ranger. También tenemos acceso al agua corriente, lo que significa que podemos dedicarnos a limpiar. El Ranger está ahora reluciente, tanto por dentro como por fuera. Mientras los buceadores están fuera, los demás aprovechamos para hacer otras tareas: lavar las ropas, hacer una excursión a la lavandería con toda la ropa de cama o comprar comida y otros pertrechos. Carlos y el capitán, Jordi, se encargan de las pequeñas reparaciones y de todo el mantenimiento necesario.

Yo también he tenido que enviar CDs con vídeo y fotografías submarinas a la oficina para que puedan distribuirlos, además de contestar todos los correos electrónicos, que no dejan de llegar aunque no esté en la oficina.

Estar en tierra nos ofrece una perfecta oportunidad para charlar con gente que trabaja en el medio ambiente marino. Quiero dar las gracias a Xabi Reinares de Neptune Plongee en Bastia y Bastia Sub, que además es guardacostas y se tomó la molestia de enseñarnos el barco del servicio aduanero y de explicarnos el trabajo de los guardacostas, desde vigilar las actividades pesqueras hasta prevenir el contrabando, pasando por patrullar las reservas marinas o detectar la contaminación producida por otros buques. También estoy muy agradecida a los pescadores locales por su paciencia al contestar mis preguntas.

A continuación:

One Frame at a Time: from Santa Margherita to Corsica

Leer el artículo siguiente