Peces luna (Mola mola) en el Ratón de Getaria | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

A primera hora de la mañana partimos de la localidad de Zumaia hacia Getaria.

Una vez allí realizamos una de las inmersiones más especiales que se pueden hacer en el Cantábrico.

Se trata de un lugar costero al que acuden los peces luna (Mola mola) en la época estival.

Tras indicarnos el lugar exacto, Ignacio San Miguel del centro de buceo K-sub, descendemos a un fondo de arena a 22 metros de profundidad que se encuentra salpicado de grandes formaciones de roca que ascienden a los 15 metros. Un lugar en el que los peces luna son desparasitados por otros peces: sargos, chopas, e incluso gaviotas en la zona superficial.

Además de disfrutar de esta estación de limpieza documentamos la presencia de un gran banco de jureles o chicharros (Trachurus trachurus), peces ballesta (Ballistes carolinensis), invertebrados entre los que destaca la gorgonia (Leptogorgia lusitanica) o el políqueto (Sabella spallanzani).

Pero la sorpresa viene al final de la inmersión cuando localizamos un trasmallo en el que se había varias especies de peces, incluido un ejemplar de pez luna.

Punta Zabala (Cabo Higuer)

La segunda inmersión la realizamos con el Rov en el cabo Higuer, en Hondarribia, a unos 50 metros de profundidad. A pesar de encontrar especies de esponjas y algas rojas calcáreas sobre las rocas, nudibranquios, hidrozoos, erizos y caracolas, no fue una zona de gran densidad de organismos. Lo que si caracterizó la inmersión fue la geomorfología del fondo, conformada por bolones rocosos de diferente tamaño, una formación rocosa que no habíamos encontrado hasta ahora.

Por la tarde efectuamos una nueva inmersión, esta vez con submarinistas. Sobre un fondo duro a unos 20 metros de profundidad, viven numerosos invertebrados bentónicos que muestran toda su variedad cromática con las luces de los focos y flashes de las cámaras.

Nos encontramos con una zona de pequeñas rocas cubiertas de algas de pequeño porte en la parte superior. Pero es en los extraplomos donde se congrega una mayor biodiversidad, compuesta principalmente por esponjas, cnidarios, gusanos, peces y tunicados.

Esta noche atracamos en el puerto de Hendaya, en la ría del Bidasoa, límite que divide y hace de frontera entre Francia y el territorio español.

Estando en puerto nos reunimos con los representantes de Itsas Geroa, una organización dedicada a compatibilizar la pesca con la defensa del medio marino. Muchos de ellos son pescadores o ex-pescadores. Cruzamos la ría y fuimos a cenar con ellos a Hondarribia, donde conversamos e intercambiamos opiniones sobre los problemas de pesca, la escasez de recursos marinos y las diferentes técnicas de pesca que actualmente se emplean.

 

A continuación:

Traditional “Felucca” Fishing Boats of Sicily

Leer el artículo siguiente