Martes, 7 de septiembre de 2010 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Gulfport: el Oceana Latitude está como un hormiguero. Hay una grúa trabajando en cubierta sacando parte del material que se ha utilizado en la ultima etapa; anclas, compresores, cadenas, cabos , boyas…

Parte de la tripulación de Oceana también está haciendo las maletas ya que deben dejar libres los camarotes para los nuevos ocupantes que poco a poco van llegando al barco.

La actividad frenética sólo se ve alterada por el calor. Es tan intenso y la humedad es tan alta que hasta los operarios tienen que parar para beber agua si no quieren deshidratarse.

Nos dividimos en grupos para ir a la ciudad a comprar algunas de las cosas que necesitaremos para nuestro trabajo. El ROV esta siendo instalado: cables, monitores, cajas inundan la sala. Hay que conectarlo y comprobar que todo funciona.

Empieza a anochecer, el trabajo en cubierta continúa. Cuando apenas no se ve, dejamos las últimas tareas para mañana.

A continuación:

Celebrities, chapapote y tiburoneros

Leer el artículo siguiente