Mar Menor | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Ayer fue un día de pruebas. Estuvimos analizando la mejor forma de utilizar las cuadriculas, reglas, y demás material que llevamos a bordo para estimar densidades de plantas y algas marinas en los fondos, y comprobar la coordinación de todo el equipo en este proceso. Para ello nos dirigimos a las costas de Altea donde, la ampliación de un puerto deportivo, ha dañado la pradera de Posidonia oceanica y también alguna zona de Cymodocea nodosa. Tras las inmersiones y discusiones sobre como mejorar nuestro funcionamiento, decidimos poner rumbo a Murcia, para adentrarnos en el Mar Menor.

Al llegar tenemos que fondear y esperar a que a las 08:00 de la mañana abran el puente levadizo que nos dará entrada a esta laguna marina interior. Nada mas introducirnos en este mar, grupos de medusas aparecen frente al barco. Las primeras que vemos son las inofensivas pero bellas medusas pulmón (Rhizostoma pulmo), una especie cuya umbrela puede llegar a superar el medio metro de diámetro. Las que vemos aquí no tienen mas de 35-40 cm. Poco después, aparecen las medusas “huevo frito” (Cotylorhiza tuberculata). Esta medusa tiene pequeñas algas azules simbióticas (cianofíceas) en sus tejidos, lo que, además de darles un color espectacular, les proporciona alimento.

La densidad de medusas que encontramos es tremenda. Hemos realizado una estima por medio del conteo de las que encontrábamos en un transecto con el barco y hemos calculado que en la capa superficial de este mar, que tiene una superficie de casi 13.500 hectáreas, puede haber cerca de 20 millones de medusas. Y es una estima conservadora, a la que si además le sumáramos las que quedaban fuera de nuestra vista por encontrarse a más profundidad, la cifra debería ser 2 ó 3 veces superior.

Pero, aparte de medusas, también hemos venido a filmar estos fondos, en su mayoría de fango, en los que dominan los prados de la planta Cymodocea nodosa y el alga verde Caulerpa prolifera. En este hábitat hemos podido encontrar nacras gigantes (Pinna nobilis) y rugosas (Pinna rudis), ostras (Ostrea edulis), gobios de roca (Gobius cobitis), algunos peces aguja, como la mula (Syngnathus typhle), o las pequeñas anémonas que crecen sobre la Cymodocea (Bunodeopsis strumosa). Cada ecosistema tiene sus sorpresas.

A continuación:

Mar Menor

Leer el artículo siguiente