La Palma. Lunes, 14 de septiembre de 2009 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

En este día tuvimos la oportunidad de bucear dentro de la Reserva Marina de La Palma. Luego de gestionar los permisos correspondientes hemos obtenido la autorización para realizar una inmersión. Una vez en el lugar, lo primero fue contactar con Tamia Brito, técnico y coordinadora de la Reserva marina. Mientras los buceadores realizamos una inmersión entre Punta del Hombre y Punta Resbaladera, Tamia estuvo a bordo del Oceana Ranger, conociendo nuestro trabajo y aconsejándonos sobre las mejores zonas dentro de la reserva y las diferencias entre ellas.

Las condiciones son ideales: mar calmo y sol. En cuanto comenzamos nuestro buceo podemos apreciar una muy buena visibilidad. Comenzamos a los 10 metros de profundidad donde ya podemos ver viejas, morenas y peces trompeta. La roca volcánica del fondo forma estructuras muy irregulares como cavernas, pasadizos, lenguas rocosas, etc… que nos invitan a descender y ver qué hay más allá. La buena visibilidad del sitio nos muestra como el paisaje submarino cambia dramáticamente alrededor de los 30 metros. A esta profundidad las especies que nos acompañan son principalmente peces ballesta, gallitos azules, roncadores, jureles y a lo lejos y más profundo aún, un grupo de medregales.

Una vez más constatamos los beneficios de la creación de áreas o reservas marinas protegidas. En cuanto uno se sumerge en la reserva nota a primera vista un ecosistema sano y esto se refleja, entre otras cosas, en la actitud confiada de los peces ante los buzos.

A continuación:

La Palma. Domingo, 13 de septiembre de 2009

Leer el artículo siguiente