Junto a las costas de Cuba. Miércoles, 30 de Marzo de 2005 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Maribel López

Al despertar el día, podemos ver a lo lejos una línea que dibuja entre la bruma de la mañana la silueta de Cuba. La noche ha sido tranquila y la mañana comienza igualmente, con el mar en calma. Esto nos permite observar desde la cubierta del Ranger que entre los sargazos que van a la deriva suelen verse pequeños peces que se refugian debajo. Otros se camuflan entre ellos, como el pez aguja de los sargazos ( Syngnathus pelagicus ).

Hemos pasado por algunos lugares donde había carabelas portuguesas ( Physalia physalis ). Este sifonóforo, parecido a una medusa, puede provocar una picadura muy dolorosa con sus larguísimos tentáculos que, en ocasiones, puede ser mortal.

Ricardo Aguilar grita ¡ ballena !. Todos dirigimos la mirada hacia donde indica su brazo; ha podido ver durante unos segundos el dorso de una ballena. Parecía un cachalote ( Physeter macrocepalus ), pero la rapidez con que se ha sumergido, tras mostrar la cola, y la distancia del barco no nos ha permitido confirmarlo. Esperamos durante más de cuarenta minutos observando cada centímetro de mar que tenemos alrededor. No hay suerte, no vuelve a aparecer.

Durante la puesta de sol, con esa luz casi imposible entre azules y naranjas aparecen jugando en las proas del Ranger un grupo de delfines moteados del Atlántico, saltan, se cruzan, se sumergen, a gran velocidad para volver a la superficie de nuevo, nos muestran sus mejores piruetas para al cabo de unos minutos, según va oscureciendo y el día se va apagando, en formación coordinada nos brindan su adiós y con un par de movimientos ágiles y limpios se pierden en la oscuridad que ahora entra en el mar.

A continuación:

Leaving Isla Mujeres. Tuesday, March 29th 2005

Leer el artículo siguiente