July 23, 2008 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Por la mañana volvimos al cañón frente a la Ría de Orio y documentamos el fondo con el ROV.

Antes de llegar, a una distancia de 10.5 millas náuticas de costa y en aguas a 21⁰ C, vimos una carabela portuguesa.

Todo el recorrido que hicimos en el cañón fue sobre sustrato fangoso, sobre el que el cangrejo corredor de fango (Goneplax romboides) construye sus madrigueras o cuevas. A mayores profundidades, en una zona algo más detrítica, el fondo estaba dominado por el crinoideo Leptometra celtica y galateas de pinzas largas (Munida rugosa), que también utilizan las madrigueras construidas en arena y lodo.

Las especies de peces que encontramos fueron pintarrojas de pequeño tamaño, lenguados, merluzas, rapes, tríglidos y peces dragoncillos. Vimos además varios huevos de pintarrojas sobre látigos de mar (Funiculina quadrangularis).

Entre las especies de invertebrados bentónicos destacan los moluscos Calliostoma sp y Eledone cirrhosa, la estrella pie de ganso Anseropoda placenta, el poliqueto Hyalinoecia tubícola y la anémona Mesacmaea sp.

Después de unas 3 horas de trabajo con el Rov lo subimos y fuimos al segundo lugar de trabajo, un fondo rocoso formado por lajas cubierto por sedimento fino, a unos 100 metros de profundidad frente a San Sebastián, a unas 3,2 millas náuticas. De camino hasta el segundo punto de muestreo, nos cruzamos con el barco arrastrero de Gijón que vimos ayer, faenando sobre fondos de 150 metros de profundidad.

A pesar de la turbidez y la mala visibilidad, pudimos documentar el fondo, caracterizado por existir zonas rocosas con poca abundancia de organismos y otras zonas con presencia de numerosos poliquetos Bonellia viridis, esponjas Phakellia ventilabrum, corales amarillos Denprophyllia cornígera, erizos Echinus melo y algunos lábridos Acantholabrus palloni.

Una vez que terminamos volvimos, por última noche, a hacer puerto en Zumaia. Antes de entrar a puerto disfrutamos del espectáculo de ver el entrenamiento de la trainera Telmo Deun de Zumaia, que Jesús y Enrique aprovecharon para documentar con decenas de fotos.

A continuación:

The Once Glorious Swordfish

Leer el artículo siguiente