Ceñidos al viento | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Para algunos de nosotros era temprano en la mañana el viernes 12 de junio. La partida estaba programada para las 6. Avistamos nuestro punto de investigación del día e hicimos bajar el ROV. Tras largas horas de investigación llegó el ansiado momento de la llamada a “volver a la base”. Como el viento era favorable, la tripulación y yo largamos las velas. Para mi decepción y reconfirmación, aunque son geniales plataformas de trabajo, navegar de bolina con un catamarán no es muy eficiente. Pronto abandonamos la idea y pusimos los motores rumbo a puerto.

© OCEANA / Carlos Minguell

A continuación:

As exciting as expected

Leer el artículo siguiente