Cala Galera | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

El día ha comenzado muy pronto. Aunque estoy rebajado del servicio de guardias, he acompañado al capitán las primeras dos horas: de 00.00 a 02.00. Nuestro lugar de fondeo en Cala Galera, resguardado del noroeste por el Promontorio Artgentario hacia conveniente establecerlas. El viento ha soplado con fuerza siete de esa dirección, hace solo unas horas.

La noche estaba oscura y preciosa. En el cenit, se veía la constelación de la Osa Mayor y por el través Casiopea. Un sin fin de estrellas, una luna en creciente débil que se ha ocultado enseguida, y de alguna que otra estrella fugaz, completaban la visión del universo sobre nuestras cabezas.

El rumor de las olas rompiendo en la playa cercana ha acompañado nuestra conversación: temas propios de estas horas, confidencias entre amigos.

Temprano por la mañana, el Oceana Ranger ha puesto rumbo a Formica di Burano donde el equipo de filmación ha buceado por espacio de cuarenta y cinco minutos.

El barómetro lleva subiendo desde ayer, que llego a marcar los 1001 mb. Hoy a las 15,30 anotaba 1007 mb una subida demasiado rápida. Reflejamos la presencia de un arco iris en una nube, parecen cirros. Hay pequeñas gotas de agua en suspensión ahí arriba y el sol hace el resto.

Comemos, nos relajamos, y ponemos rumbo 255 de aguja a las Formiche di Grosseto para un buceo vespertino. En el camino nos visita un chubasco algo alejado, el tiempo ha sido brillante y soleado toda la mañana. En general nos acompaña la metereología.

Reintegrados abordo los buceadores, después del segundo buceo del día, se pone rumbo hacia alta mar frente a la costa italiana. La idea es documentar la pesca con artes prohibidas, redes de deriva, que se utilizan allí donde lo sonda supera los mil metros de profundidad.

Esta noche la pasaremos en la mar.

A continuación:

Today we returned to Bastia.

Leer el artículo siguiente