Bañaderos y La Catedral, Gran Canaria. 1 de octubre de 2009 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

La noche ha sido tranquila. El barco se mecía en su justa medida, con el suave vaivén que procuran los fondeos y sin la calma estática e irreal de los puertos ni los violentos embates de las travesías sobre un mar enojado.

Tal vez debido a esa tranquilidad y a que la jornada sería más corta, me he despertado con la vitalidad que no me caracteriza. Incluso creo recordar que he llegado a peinarme.

La jornada iba a ser más corta porque, a la tarde, iba a producirse un nuevo relevo: los marineros Toni Pérez y Mario Conde iban a ser relevados por Nuño Ramos, que había abandonado el barco hacía unas semanas y que volvía a sus tareas como capitán del Ranger (Carlos Pérez había patroneado el barco hasta entonces), y Conchi de Pedro, una marinera que ya había colaborado con Oceana un par de años atrás.

Así pues, no había mucho tiempo que perder; nos levantamos algo más temprano de lo habitual y nos dirigimos a Bahía Bañaderos, en Gran Canaria, donde sumergimos el ROV a más de 600 metros y donde volvimos a ver un tiburón lija (Dalatias licha), un tiburón de profundidad que no suele rebasar el metro y medio de longitud y que tuvimos oportunidad de filmar por primera vez en la inmersión del día anterior.

Tras la inmersión del ROV llegaría el turno de los buceadores. A 37 metros de profundidad en los alrededores de La Catedral pudieron fotografiar y filmar, entre otras especies, un magnífico ejemplar de chucho (Taeniura gravta). Llegamos a Las Palmas a eso de las cuatro de la tarde e hicimos combustible antes de atracar. Una enorme mochila con Mario pegado delante salía del barco camino del aeropuerto. Toni, que reside en Las Palmas, no tenía ningún avión que perder, y su despedida fue menos estresante.

Después de que Ricardo Aguilar y Ana Torriente visitaran el Instituto Canario de Ciencias Marinas, donde se entrevistaron con José Antonio González, Doctor en Ciencias Biológicas y Coordinador del Grupo de Biología Pesquera, el Ranger, con ambos científicos de Oceana como anfitriones, recibía la visita de los representantes del Foro Las Canteras, un grupo ciudadano de Gran Canaria que lleva años solicitando la creación de una reserva marina en la zona de la Playa de Las Canteras. La biodiversidad de esta zona es espectacular bajo apenas siete metros de profundidad.

Y al final, para cenar, algo ligero. Lentejas.

A continuación:

Sardina, Gran Canaria, 30 septiembre 2009

Leer el artículo siguiente