19 de Julio de 2008 | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

El día de hoy se destinó a seguir buceando en los alrededores de Urdaibai, mientras los técnicos del Rov instalaban los equipos y hacían pruebas.

El espacio natural desde Mundaka a Gernika conformado por la desembocadura del río Oka que llega hasta las marismas de Urbaibai fue declarado Reserva de la Biosfera. Curiosamente, próximo a zonas de alevinaje de muchas especies marinas -como las zonas poco profundas de desembocaduras y marismas- es donde estamos encontrando mayor abundancia de peces, por lo tanto, la protección de Urdaibai y otros ecosistemas similares constituyen un aporte para el mantenimiento de la biodiversidad y su seguimiento se convierte en una gran motivación para todos nosotros.

El buceo se realizó temprano en la mañana, en el “potorro” al NE de la Isla de Izaro, montículo rocoso que desde la superficie emergida cae verticalmente hasta los 25 metros de profundidad.

Lo más impresionante fue la zona más superficial, hasta los 10 metros de profundidad, donde una vez más, los peces no escasearon y aparecieron obladas (Oblada melanura), bogas (Boops boops), lisas (Mugil sp.), lubina (Dicentrarchus labrax), chopas (Spondyliosoma cantharus), y peces luna (Mola mola). Por debajo de los 15 metros, una termoclina acusada marcaba un fuerte cambio de temperatura, pasando de 19⁰ C en la zona más superficial hasta los 14⁰ C en la zona menos somera.

La zona más profunda se caracterizó por la existencia de un campo de gorgonias de varias especies (Eunicella verrucosa, Leptogorgia tormentosa, Leptogorgia lusitanica). También detectamos bastantes sedales sobre el fondo.

Cuando subieron los buzos y tras terminar la instalación y puesta en marcha del Rov, hicimos algunas pruebas en ese mismo lugar a profundidades de 40 metros, para confirmar su funcionamiento antes de sumergir el Rov a profundidades de 200 metros en los cañones. En esos momentos, al SE de la Isla Izaro, dos carabelas portuguesas eran arrastradas en superficie en dirección a las playas más cercanas.

Por la noche hicimos una inmersión nocturna con submarinistas sobre un fondo rocoso, al SE de la Isla Izaro, donde fondeamos y pasamos la noche. Como en muchas de las zonas del cantábrico, el fondo estaba recubierto por el esporofito Falkenbergia rufolanosa, además de otras algas del género Codium, Peyssonelia y Cystoseira. En menor cantidad encontramos Corallina elongata y Padina pavonica.

Entre los invertebrados destacamos la presencia de la almeja anaranjada Limaria hians – especie que rara vez se encuentra y que habita debajo de las piedras-, de la ascidia Botryllus schlosseri, de la liebre de mar Aplisia fasciata, de las anémonas Aiptasia mutabilis y Cerianthus membranaceus y de la gamba comensal atlántica Periclimenes sagittifer entre los tentáculos de Anemonia sulcata.

Destacamos la presencia en la zona de dos especies de peces ventosa (Lepadogaster candollei, Lepadogaster lepadogaster) -conocidos también como chafarrocas- que poseen un disco ventosa ventral con el que se adhieren a las rocas.

 

A continuación:

Vanishing into the Darkness — A 4am Expedition

Leer el artículo siguiente