Urge detener la captura de atún rojo en Baleares | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Urge detener la captura de atún rojo en Baleares

El Parlamento balear insta al Gobierno español y a la Comisión Europea a que prohíban la pesca del atún rojo en la zona de Islas Baleares. Oceana respalda esta iniciativa y recalca la necesidad de unas medidas de control urgentes en este área.

Press Release Date

Miércoles, Marzo 26, 2008
Ubicación: Madrid

A poco más de un mes de que de comienzo la campaña de 2008 de la pesca de atún rojo, el Parlament de les Illes Balears ha acordado recientemente una resolución sobre una propuesta no de ley por la que se piden medidas para la protección del atún rojo en uno de los principales focos de actividad de esta pesquería en el mar Mediterráneo: las Islas Baleares. Entre las medidas se incluye la petición de una veda permanente de la captura de esta especie en la zona de desove al sur de Formentera.

Las aguas de Baleares se convierten durante unos meses al año en uno de los puntos más importantes del Mediterráneo para la reproducción de atún rojo. Todos los años, los grandes atunes se concentran en el sur de Formentera para desovar. Por esta razón, los bancos de esta especie se convierten en presa fácil para los grandes buques de cerco, mayoritariamente franceses y españoles.

Según declaraciones de Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa: “No existe lugar a dudas de que el stock de reproductores de atún rojo no puede asumir otra campaña de pesca como las anteriores, ya que la sobrepesca durante el periodo de reproducción es una de las causas más evidentes de la situación crítica que atraviesa esta especie”. Y ha añadido que “la iniciativa del Parlament de les Illes Balears ha sido adoptada por unanimidad y constituye una aceptación de la situación crítica que atraviesan los stocks de atún rojo. Es necesario tomar medidas drásticas y urgentes para preservar la población de atún rojo.”

El atún rojo se acaba y Baleares es una de las principales áreas donde se pueden aplicar medidas contundentes y que realmente tengan una repercusión visible en el estado del stock, no sólo por su relevancia ecológica, sino también por pertenecer a la Unión Europea y ser la flota comunitaria la que captura el atún rojo en estas aguas. Por tanto, también adquiere especial relevancia desde el punto de vista de las medidas de control para esta pesquería, en la que se ha calculado que más de un 35% de la misma se desarrolla de forma ilegal, y con métodos prohibidos como son el uso de avionetas para el marcaje de los bancos de atún, que parten en muchas ocasiones de aeródromos de las Islas. El refuerzo de las medidas de control por parte de las administraciones en esta zona es vital.

Xavier Pastor ha insistido en la necesidad de “que la resolución del Parlament de les Illes Balears sea escuchada tanto por el Gobierno central como por la Unión Europea. Lo contrario constituiría una confirmación  más de que, en cualquiera de las causas de la crisis del atún rojo, sigue primando el poder económico del sector sobre una verdadera gestión que evite el colapso de esta especie”.