Oceana pide el cierre de una de las pesquerías más sucias de la UE | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Oceana pide el cierre de una de las pesquerías más sucias de la UE

Utilizan pabellones de Reino Unido, Alemania y banderas de conveniencia, pero son en su mayoría de empresas españolas.

Press Release Date

Miércoles, Diciembre 7, 2005
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Una flota de apenas 20 buques llega a descartar cada año entre 2.000 y 15.000 toneladas de rape; genera más de 1.000 kilos de desperdicios y “redes fantasmas”, y sobreexplota los stocks de rape, cangrejo rojo y tiburones de profundidad.

Cada día hay más de 6.000 kilómetros de red fija de fondo (rasco) caladas en las aguas del Noreste Atlántico para la captura de rape, cangrejo rojo y tiburones de profundidad. Esta pesquería se realiza desde las costas de Noruega hasta Reino Unido, Irlanda y aguas internacionales y, en apenas una década, ha provocado serios daños al ecosistema marino.

Un solo buque puede llegar a utilizar hasta 400 kilómetros de red, lo que equivale a 36 veces el tamaño de red permitido en España. Este volumen es muy superior al que un barco pesquero puede gestionar eficazmente, por lo que parte de ellas termina perdiéndose en el mar generando anualmente más de 1.000 kilómetros de desperdicios y “redes fantasmas”.

La poca selectividad de estas redes, unida al largo tiempo que permanecen en el agua hace que muchos de los animales capturados lleguen podridos o en mal estado cuando son recogidas. De ese modo, hasta el 71% de los rapes capturados tienen que ser descartados.

El ICES (Internacional Council for the Exploration of the Sea) ha mostrado su preocupación sobre el estado de algunas de las especies capturadas por esta flota, pidiendo, incluso, la paralización de las pesquerías sobre los tiburones de profundidad, en especial la pailona y el quelvacho negro, que en la actualidad se encuentran al borde del colapso

Tampoco se encuentra en buen estado la especie objetivo principal de esta pesquería, ya que las cuotas de rape propuestas por los científicos han sido ignoradas continuamente
por los políticos y, especialmente en los últimos 3 años, cuando se ha capturado una cantidad de rape muy superior a la permitida y a la considerada sostenible.

La inmensa mayoría de los buques faenando en esta zona enarbolan pabellones de Reino Unido y Alemania, aunque algunos utilizan banderas de conveniencia de Panamá, Belice o San Kitts y Nevis. No obstante, muchos de ellos pertenecen a empresas gallegas y realizan sus desembarcos en el puerto de La Coruña.

En la última reunión de la Comisión para las Pesquerías del Nordeste Atlántico (NEAFC) se aprobó una prohibición en el uso de redes de enmalle fijas (como el rasco) en aguas de más de 200 metros de profundidad.

Oceana ha pedido a la Comisión Europea, a través de un informe titulado: Utilización de rasco en las pesquerías de rape, cangrejo rey y tiburones de profundidad en el Atlántico Nordeste, que haga legalmente vinculante este acuerdo, cierre  inmediatamente esta pesquería y evite que pueda expandirse a otras zonas.