Oceana pide a Bachelet que detenga la destrucción de glaciares | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Oceana pide a Bachelet que detenga la destrucción de glaciares

El movimiento de estos glaciares milenarios y su explotación minera significan la contaminación por mercurio y cianuro de las fuentes de agua con su posterior repercusión en la biodiversidad marina.

Press Release Date

Miércoles, Febrero 1, 2006
Ubicación: Madrid

A falta de unas semanas para que la Comisión de Medio Ambiente de Chile dé su aprobación al proyecto de explotación minera de Pascua Lama, Oceana espera que la nueva presidenta Michelle Bachelet se oponga a este proyecto que implica el desplazamiento, y la posible desaparición, de tres glaciares en la zona fronteriza chileno-argentina.

Pascua Lama da nombre a un proyecto minero de la compañía canadiense Barrick Gold que comprende la explotación de un yacimiento ubicado en la cordillera de Los Andes. Si se aprueba, Barrick Gold intervendrá en estos tres glaciares para explotar una mina de oro de la que extraerá en los próximos 20 años, 17 millones de onzas de oro, además de plata y cobre. De esta manera, la empresa canadiense recuperará su inversión de 1.500 millones de dólares, ganará alrededor de 10 mil millones de dólares y apenas pagará impuestos al Estado chileno, gracias al Tratado de Integración Minera entre Chile y Argentina.

Las técnicas de producción minera de Barrick Gold, que ya han sido cuestionadas por la Comisión Nacional de Medio Ambiente de Chile,  pone en riesgo el trabajo de 8.500 agricultores del Valle de Huasco, zona que se alimenta de las aguas provenientes de los glaciares Toro I, Toro II y Esperanza. Si se aprueba este proyecto el próximo 23 de febrero, esta área quedará contaminada con arsénico y mercurio afectando los recursos naturales en una zona de Chile donde el agua escasea. Esta contaminación también impactará negativamente en la biodiversidad marina alterando el equilibrio de la flora y fauna marina.

"El mercurio liberado durante estas operaciones mineras viajará a través del aire y el agua hasta alcanzar el océano Pacífico, donde contaminará a las especies objeto de pesca comercial, así como al resto del ecosistema afirma Xavier Pastor, director de Oceana para Europa Los beneficios empresariales no deben producirse a costa de la salud del medio ambiente y de la sociedad, destruyendo elementos naturales únicos e irreemplazables como los glaciares”.

La Presidenta Bachelet, durante su candidatura, suscribió un acuerdo con distintas organizaciones ambientales donde manifestó su rechazo al proyecto Pascua Lama, y se comprometió a “proteger los glaciares, y no aprobar su desplazamiento ni destrucción”.

A pesar de las objeciones hechas por la Comisión Chilena de Medio Ambiente al proyecto de Barrick Gold, la compañía canadiense continúa presionando para conseguir la aprobación de este proyecto ambiental y socialmente insostenible.

Oceana solicita a la Presidenta Bachellet que a través de su nuevo Ministerio del Medio Ambiente cumpla su compromiso y no permita la destrucción de estos tres glaciares y de los ecosistemas que
de ellos dependen.