Oceana expresa su preocupación por el futuro de los tiburones ante el exceso de capturas propuestas | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Oceana expresa su preocupación por el futuro de los tiburones ante el exceso de capturas propuestas

Las capturas propuestas por la Comisión Europea para tiburones siguen excediendo las recomendaciones de las autoridades científicas.

Press Release Date

Viernes, Noviembre 30, 2007
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Oceana, la organización internacional dedicada a la conservación de los océanos del mundo, expresa su desacuerdo ante las cuotas para tiburones propuestas por la Comisión Europea. El acuerdo sobre las Capturas Totales Admisibles (TACs) y las cuotas pesqueras es crucial para asegurar la sostenibilidad de las pesquerías. En este sentido, Oceana esperaba que la Comisión propusiera límites preventivos para las especies de tiburón que se encuentran amenazadas, algunas de las cuales representan una parte significativa de las capturas totales de los barcos pesqueros europeos.

Entre las diversas especies para las que se han propuesto cuotas, se han incluido dos especies de tiburón: la mielga (Squalus acanthias) y el cailón o marrajo sardinero (Lamna nasus). Aunque para el la mielga se propuso una reducción de las capturas, para el cailón se ha propuesto un aumento relativo si lo comparamos con la propuesta del año pasado. Oceana manifiesta su preocupación por estas especies de tiburón, ya de por sí sobreexplotadas. Durante años, el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), que engloba a más de 1.600 científicos europeos, ha aconsejado científicamente a la UE para la correcta gestión de las pesquerías. En este caso, tanto para la mielga como para el cailón, el ICES aconseja una cuota cero.

“Durante décadas, muchas especies de tiburón, entre ellas la mielga, el cailón y varios tiburones de aguas profundas, han sido perseguidos y capturados por su carne, sus valiosas aletas e incluso por su aceite de hígado”, indica Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa. “Sin embargo, y a pesar de su vulnerabilidad, son muy pocas las especies que se gestionan de forma apropiada y siguiendo cuotas consistentes que respondan a los consejos científicos”, añade Pastor. 

La Comisión Europea ha propuesto permitir 2.752 toneladas de capturas accidentales para la mielga. Aunque esta cifra representa una reducción del 25% comparada con los TACs del año pasado, todavía está muy por encima de las recomendaciones científicas, poniendo en peligro a estas poblaciones de tiburones, ya de por sí amenazadas. La mielga es una especie de tamaño reducido que vive en los fondos marinos, crece despacio y madura tardíamente, lo que la hace vulnerable a la explotación. Años de sobrepesca para satisfacer la demanda constante de su carne en Europa, especialmente en el Reino Unido, Alemania, Bélgica, Francia e Italia, ha provocado que la reserva del Atlántico Nordeste se convierta en una de las más explotadas del mundo. Durante años, los científicos han lanzado la voz de alarma sobre el peligro de colapso existente en esta zona, al tiempo que han aconsejado una cuota cero.

Además, la Comisión Europea ha propuesto una cuota de 422 toneladas para el tiburón cailón. Aunque Oceana acoge positivamente el segundo intento de la Comisión realizado en dos años para gestionar esta especie, la propuesta sin embargo ignora el consejo científico. El cailón, una especie migratoria pariente del gran tiburón blanco, posee las mismas características que la mielga. Estos tiburones se sitúan en lo alto de la pirámide de los depredadores, por lo que su desaparición pone en riesgo la salud y el equilibrio de los océanos. ICES ha recomendado una cuota cero para el cailón, así como el establecimiento de medidas para prevenir sus capturas accidentales, especialmente en el Atlántico Nordeste. No obstante, las cuotas propuestas por la Comisión prácticamente doblan las del pasado año, ignorando de nuevo el consejo científico.

“Una vez más, la propuesta de la Comisión Europea ha fracasado en su intento de establecer pesquerías sostenibles para estas especies. Ambos, el cailón y la mielga, están considerados en la Lista Roja de la UICN como en Peligro Crítico en el Atlántico Nordeste. Desde Oceana instamos al Consejo de Ministros de Pesca a considerar la alarma científica y adoptar una cuota cero para estas especies, así como el establecimiento de límites y una reducción de las capturas accidentales”, indica Rebecca Greenberg, científica marina de Oceana Europa.

Las cuotas de captura para los tiburones de profundidad correspondientes al año 2008 fueron ya decididas en diciembre de 2006. Estos tiburones se encuentran entre los más improductivos y vulnerables de todas las especies de tiburones, y, sin embargo, representan otro grupo para los que se han propuesto límites de captura excesivos. Oceana insiste en la recomendación científica de cuota cero para todas las reservas de pailona y quelvacho negro. Oceana añade a su petición la de tomar medidas urgentes para evitar las capturas accidentales. Aunque la revisión de las cuotas para las especies de profundidad no se va a plantear en esta ronda de negociaciones, Oceana insta a la Comunidad Europea a que adopte dichas medidas lo antes posible.

Aún así, existen otras muchas especies de tiburón que son capturados por flotas pesqueras europeas en aguas de la UE y en todo el mundo, y en algunos casos pueden llegar a representar un porcentaje significativo de sus capturas totales. Entre estas especies se encuentran el tiburón azul (Prionace glauca), marrajo ((Isurus spp.), tiburón zorro (Alopias spp.) y el tiburón martillo (Sphya spp.), todos ellos ejemplos claros de capturas accidentales “falsas”, ya que en realidad son objetivo de las pesquerías de palangreros europeos. Es necesario que, dentro del marco del Plan de Acción de la Comunidad Europea, se adopten cuotas para evitar el declive de estas poblaciones. Este plan se necesita con urgencia para estas especies amenazadas, cuyo objetivo debe ser limitar las capturas de tiburón para garantizar la gestión sostenible de sus pesquerías, minimizar las capturas accidentales y fortalecer la actual regulación de la UE sobre cercenamiento de aletas de tiburón exigiendo que los tiburones sean desembarcados junto con sus aletas, es decir, sin que éstas hayan sido separadas de los cuerpos.