Oceana afirma que la Secretaría General de Pesca silencia un transbordo ilegal en alta mar | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Oceana afirma que la Secretaría General de Pesca silencia un transbordo ilegal en alta mar

El transbordo se produjo de un barco del armador Antonio Vidal a otro buque pirata de su propiedad.

Press Release Date

Lunes, Noviembre 28, 2005
Ubicación: Madrid

El observador del Instituto Español de Oceanografía que había a bordo del pesquero informó de esta actividad ilegal, pero la Secretaría General de Pesca Marítima no ha tomado ninguna medida al respecto.

La organización conservacionista internacional Oceana afirma que en Noviembre de 2004, el barco “Galaecia” de la empresa Vidal Armadores, SA, llevó a cabo una operación de transbordo ilegal al buque pirata “Hammer” ( http://www.colto.org/Vessels/vess_Carran.htm ), igualmente propiedad del mismo armador, Antonio Vidal, en aguas del Océano Índico, frente a Sudáfrica. .

Según la normativa internacional, un buque que transborda a otro que se encuentra en las listas de los considerados “piratas” (técnicamente denominados “dedicados a la pesca ilegal, incontrolada y no regulada”, IUU por sus siglás en inglés), adquiere inmediatamente la misma calificación.

La situación adquiere mayor gravedad si se considera que el “Galaeicia” se encontraba llevando a cabo una campaña de pesca experimental subvencionada con 1.310.000 euros por la Secretaría General de Pesca Marítima, y que llevaba un observador del Instituto Español de Oceanografía a bordo. Este investigador dio cuenta de la actividad prohibida llevada a cabo por el “Galaeicia” a sus superiores, y estos lo pusieron en conocimiento de la Secretaría General de Pesca Marítima, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Este organismo, sin embargo, dio carpetazo a la denuncia sin sancionar al armador ni hacer público el incidente.

Varios países, entre ellos Nueva Zelanda, Australia y Francia han solicitado en la última reunión de la Convención para la Conservación de los Recursos Marinos Vivos de la Antártica (CCAMLR), celebrada hace unos días en Hobart, que se retire la licencia de pesca al buque “Galaecia”, sin que las autoridades españolas  hayan dado pasos en este sentido.

El armador Antonio Vidal es el mismo que está reclamado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por importación ilegal de pescado en ese país, falsificación de documentos y obstrucción a la Justicia. Antonio Vidal fue recientemente absuelto en otro juicio por parte de un jurado australiano  a pesar de haberse encontrado una cantidad de pescado prohibido a bordo del “Viarsa”, otra de sus embarcaciones.  El hecho de que -tras una persecución que duró veinte días- al ser capturado por los guardacostas australianos, no tuviese el arte en el agua ni estuviese en mar jurisdiccional de ese país, impidió técnicamente su condena. Antonio Vidal es miembro de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Marín.

“No deja de resultar una ironía que las autoridades españolas reclamen la liberación de buques españoles arrestados por pesca ilegal por otros países, argumentando que será el Gobierno de nuestro país el que les sancionará. En realidad, lo que ocurre en la práctica es que la actuación de la Secretaría General de Pesca Marítima garantiza la impunidad de los infractores, ocultando las informaciones que le son facilitadas sobre violaciones de la ley por parte de armadores españoles, a los que el Gobierno sigue subvencionando con decenas de millones de euros”, afirma Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa.