Oceana advierte a la Comisión Europea que la falta de medidas para proteger al cailón puede llevar a su extinción | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Oceana advierte a la Comisión Europea que la falta de medidas para proteger al cailón puede llevar a su extinción

Oceana se muestra decepcionada por la decisión de los ministros de pesca europeos de no limitar las capturas del cailón y reclama a la UE que establezca con urgencia un programa de recuperación.

Press Release Date

Viernes, Enero 26, 2007
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Oceana, organización internacional dedicada a la investigación y conservación de los océanos, muestra su disconformidad con la inexistencia de una limitación de capturas o un programa de recuperación del cailón (Lamna nasus), también llamado marrajo sardinero, en el Consejo de Regulación n.º 41/2006 que establece las cuotas de pesca de determinadas especies. A pesar de que los científicos desaconsejan su pesca directa, no se ha establecido ninguna limitación sobre el número de capturas.

Oceana reclama a la Comisión Europea que desarrolle urgentemente un programa de recuperación de la especie y que sea adoptado por los Estados miembros en el primer trimestre de 2007, antes de que comience la temporada de pesca del cailón en marzo. Si no es posible hacerlo así, debería suprimirse inmediatamente su pesca directa hasta que entre en vigor un programa de recuperación efectivo.

El cailón es un tiburón migratorio pelágico de gran tamaño emparentado con el gran tiburón blanco. El ICES (Consejo internacional para la exploración del mar) desaconseja la pesca directa de esta especie, debido a que su población se encuentra ya gravemente diezmada. Según las estadísticas del ICES, las capturas en Europa se han reducido entre 2000 y 2005 en un 87%, y la población en el Atlático nororiental está catalogada «en pelígro crítico» en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN. Por último, el mes pasado, la UE accedió a la propuesta de incluir el cailón en el Apéndice II de CITES, que exige que la pesca futura de esta especie vaya acompañada de programas para determinar los niveles sostenibles de capturas.

El cailón vislumbró algunas esperanzas cuando en diciembre la Comisión Europea propuso una cuota para su pesca. Sin embargo, parece que en el último momento los ministros de pesca han rechazado la propuesta de la Comisión para que se regule la captura de esta especie diezmada. Incluso, el informe posterior al Consejo de Pesca recogía que se había acordado una cuota de 174 toneladas desapareció posteriormente a la regulación n.º 41/2006 de la Comisión Europea, publicada a mediados de enero. Oceana sospecha que la presión de algunos países, cuyo interés consiste en proteger por encima de todo su industria pesquera, ha logrado eliminar las cuotas iniciales.

Ya en diciembre de 2005, tanto el Consejo como la Comisión Europea reconocieron el grave estado en el que se encontraba la especie, por lo que  el Consejo invitó a la Comisión a proponer una regulación sobre la pesca dirigida y las capturas accidentales durante el primer semestre de 2006. Posteriormente, en diciembre de 2006, ambas instituciones tomaron nota de la necesidad apremiante de regular la pesca del cailón, incluido el establecimiento de una limitación de la pesca por arrastre. De nuevo, el Consejo invitó a que la Comisión hiciera sus propuestas en 2007 para establecer un programa de gestión eficaz de esta especie, que entraría en vigor en 2008.

«Es totalmente inadmisible que la pesca del cailón continúe un año más sin ninguna gestión», afirma Julie Cator, Directora de Política de Oceana Europa. «Los ministros de pesca de la UE y la Comisión han declarado ya dos veces que la especie se encuentra en pelígro crítico y que es preciso tomar medidas. Pero sigue sin hacerse nada y la población del cailón sigue disminuyendo a pasos agigantados. Escribir palabras en un papel no salvará al cailón».

«Los científicos han recomendado que se suprima su pesca. ¿Es preciso que la especie se extinga para que se tomen medidas? Se trata de un comportamiento irresponsable que incumple el acuerdo vinculante suscrito por los Estados miembros de la UE en el convenio de Política Pesquera Común, que obliga a los gobiernos a adoptar precauciones en la gestión», concluye Cator.

Los pesqueros europeos capturan una enorme cantidad de cailones en campañas de pesca tanto dirigida como debido a las capturas accidentales en la pesca de palangre de atún y pez espada. La carne de este tiburón es muy apreciada para su consumo en Europa y, con frecuencia, las aletas se exportan al mercado asiático. Francia, en particular, posee una de las flotas responsables de la mayor parte de las capturas. Precisamente, éste es el único país de la UE que realiza una pesca dirigida al cailón y, con España,  el mayor consumidor.

Por este motivo, hoy lunes 29 de enero la organización Shark Alliance celebra un acto público en París con el máximo objetivo de resaltar la difícil situación en la que se encuentran numerosas especies de tiburones europeas y para pedir a Francia que siga las recomendaciones científicas y ponga en práctica soluciones para su protección. La Shark Alliance es una coalición formada por más de veinte organizaciones no gubernamentales, de la que Oceana es uno de los miembros más destacados. Esta coalición se dedica a la protección y recuperación de la población de tiburones a través de la mejora de las políticas pesqueras europeas.