Oceana advierte del peligro de colapso de muchas pesquerías europeas si no se reducen las capturas | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Oceana advierte del peligro de colapso de muchas pesquerías europeas si no se reducen las capturas

Los países de la UE vuelven a desoír los consejos científicos solicitando cuotas desorbitadas de pesca.

Press Release Date

Martes, Diciembre 19, 2006
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

La reunión de Ministros de Pesca de la UE debatirá los días 19 y 20 de diciembre las nuevas cuotas de pesca para las flotas europeas.

La anchoa, el bacalao, la merluza, el gallo, la cigala y una larga lista de especies marinas están en serio declive y sobreexplotadas. Los caladeros de la UE siguen marcando una clara tendencia al colapso. Los últimos estudios científicos así lo demuestran, por lo que se ha pedido a los países europeos que moderen sus capturas e, incluso, cierren varias pesquerías.

Pese a la alarmante situación de los stocks de pesca, los países de la UE siguen demandando más capturas, superando las propuestas de la Comisión que son, ya de por sí, excesivas.

Oceana pide a la Comisión Europea y a los gobiernos de la UE que cambien el rumbo de su política pesquera y que empiecen a tomar en consideración las advertencias que llegan desde todo el mundo científico.

Entre las peticiones de Oceana para las decisiones que deben tomarse este año sobre cuotas pesqueras, se encuentran:

-       Anchoa (Engraulis encrasicolus)

La pesquería de la anchoa en el Golfo de Vizcaya debe permanecer cerrada hasta que el stock consiga recuperarse. La que se realiza en el Golfo de Cádiz, debe reducirse sensiblemente para evitar que corra el mismo peligro que el stock cantábrico.

-       Merluza (Merluccius merluccius)

El stock sur de merluza (aguas del Golfo de Vizcaya y aguas ibéricas) está fuertemente sobreexplotado y se ha pedido por quinto año consecutivo el cierre de su pesquería, algo que no ha sido tenido en cuenta por la Comisión ni los países que la capturan. El stock norte de merluza se ha recuperado ligeramente, pero aún sigue en riesgo, por lo que no deberían permitirse capturas superiores a las 50.000 toneladas.

-       Bacalao (Gadus morhua)

Los científicos piden el cierre de la mayoría de las pesquerías de bacalao en Europa. Sólo los stocks de Noruega y Ártico están en mejor situación y permiten una captura moderada. Pese a ello, las propuestas europeas permitirían la captura de miles de toneladas de bacalao en grave peligro de colapso.

-       Tiburones

Sólo unas pocas especies de tiburones tienen sistemas de cuotas de pesca, el resto son pesquerías sin control ni límite. Las propuestas para la captura de tiburones es desorbitada ya que prevé la pesca de tiburones de profundidad, para los que ICES ha pedido una cuota cero, y autoriza capturar 841 toneladas de mielga (Squalus acanthias) y 240 de cailón o marrajo sardinero (Lamna nasus), pese a que ambas especies están catalogadas como “en peligro crítico de extinción” y han sido propuestas para su protección en convenios internacionales.

-       El rape (Lophius sp.) y el gallo (Lepidorhombus sp.)

La mayoría de los stocks de estas especies están sobreexplotados en las aguas europeas, pero se pretende autorizar un incremento de capturas en algunas zonas en contra de los datos científicos. Además, sigue sin requerirse la diferenciación de las distintas especies que se incluyen bajo estos nombres, lo que dificulta su gestión.

-       La bacaladilla (Micromesistius poutassou)

Es la única especie en números importantes en aguas europeas, lo que ha provocado una abusiva autorización de cuotas, lo que podría debilitar rápidamente a este stock y poner en peligro la recuperación de especies que se alimentan de ella, como la merluza.

-       Otras especies

La Comisión también ha propuesto algunas reducciones y límites de captura en distintas especies siguiendo bastante fielmente los criterios científicos y, en algunos casos, adoptando una actitud precautoria. Este es el caso del arenque (Clupea harengus), el eglefino (Melanogrammus aeglefinus) o el merlán (Merlangius merlangus). Lamentablemente ésta no ha sido la tónica general en las propuestas de la Comisión Europea y mucho menos en las demandas de los países de la UE.

Por último, Oceana también quiere recordar que la reapertura de la derrochadora pesca de redes de enmalle de profundidad en el Atlántico Nordeste para la captura de tiburones, cangrejos, rape y merluza es totalmente desaconsejable hasta que se establezca una gestión permanente y adecuada, ya que pondría en peligro a estos stocks, provocaría una gran cantidad de descartes y afectaría negativamente a los pescadores tradicionales de artes fijos.