The European Union is about to close the legal loopholes that allow the use of driftnets in France | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

La Unión Europea, a punto de cerrar los vacíos legales que permiten el uso de redes de deriva en Francia

El Parlamento Europeo aprobó ayer en sesión plenaria un nuevo Reglamento por el que se introduce una definición de red de enmalle a la deriva que implica que el uso de un ancla flotante en un extremo de la red no legaliza este arte prohibido por la Unión

Press Release Date

Jueves, Febrero 15, 2007
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Oceana felicita a los europarlamentarios  por la aprobación de esta definición, esperando que su aprobación por el Consejo de Ministros de Pesca de la UE se lleve a cabo lo más rápidamente posible.

Las redes de enmalle a la deriva constituyen un arte de pesca indiscriminado, prohibido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, por la Unión Europea desde 2002 y por la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM) desde 2005. Su uso conlleva la captura accidental y muerte de miles de cetáceos, tortugas marinas, tiburones y aves marinas.

Durante el verano de 2006 observadores de Oceana recorrieron los puertos del Mediterráneo francés con el fin de comprobar el número de embarcaciones que continúan utilizando redes de deriva en este país, cuatro años después de su prohibición. Como resultado de este trabajo, fue presentado el informe Thonaille: El uso de redes de deriva por la flota del Mediterráneo francés. Su amplia difusión entre los ámbitos de toma de decisión ha contribuido de forma activa a la aprobación de esta definición.

Reivindicada por los pescadores como un arte fijo de enmalle, la “thonaille” es una red de deriva utilizada para la captura del atún rojo y que puede llegar a alcanzar los 9 kilómetros de longitud. Las agrupaciones de armadores y el Ministerio de Agricultura y Pesca del Gobierno francés se han amparado en la incorporación de un ancla flotante en el extremo del arte para eludir la prohibición. “Si lleva un ancla, no es una red de deriva”, afirmaban los armadores franceses, a pesar de que el propio Consejo de Estado francés se pronunciaba en contra de este argumento. La nueva definición, aprobada por el Parlamento Europeo, contempla la incorporación de este dispositivo, no dejando ninguna duda acerca de la ilegalidad de este arte. Según los eurodiputados, el ancla flotante no impide que la “thonaille”  no sea otra cosa que una red de deriva, y, por lo tanto, esté completamente prohibida por la legislación europea.

La aprobación de esta definición constituye un paso adelante en la voluntad de la administración para la eliminación de un arte de pesca dañino para el medio marino ha declarado Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana para Europa, añadiendo queya es hora de hacer frente a casi cinco años de ineficacia en la aplicación de las medidas necesarias que hagan efectiva esta prohibición”.

Las votaciones en el Parlamento Europeo se han realizado basándose en un informe presentado por la eurodiputada socialista española Rosa Miguélez, que contempla de forma clara y concisa los puntos débiles y vacíos legales que se habían hecho presentes en la prohibición de este arte.

Xavier Pastor confía en que la aprobación de este nuevo reglamento se realice por el Consejo de Ministros de pesca europeos con la misma rapidez con la que se ha realizado en el Parlamento”.

Según los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por Oceana en 2005 y 2006, más de 71 embarcaciones italianas y 37 francesas continuaban, a finales del año pasado, utilizando redes de enmalle a la deriva de forma totalmente impune. Para más información sobre los resultados de la campaña de Oceana contra el uso de redes de derivawww.oceana.org