España añade 660 km2 de cierres permanentes a la pesca de arrastre en el Mediterráneo | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

España añade 660 km2 de cierres permanentes a la pesca de arrastre en el Mediterráneo

Oceana señala la falta de ambición en Andalucía, donde los cierres son mínimos, y en Baleares, donde solo se aplican cierres temporales

Press Release Date

Miércoles, Diciembre 15, 2021
Ubicación: Madrid

Oceana señala la falta de ambición en Andalucía, donde los cierres son mínimos, y en Baleares, donde solo se aplican cierres temporales

Oceana critica la escasa ambición demostrada por el gobierno español tras la publicación de una nueva Orden ministerial APA/1397/2021 con la que se adoptan nuevas zonas de cierre a la pesca de arrastre en el Mediterráneo, para así cumplir con el Plan Plurianual de la UE y los objetivos de la Política Pesquera Común. Los nuevos cierres corresponden a vedas permanentes (659 km2) y temporales (3124 km2) para especies demersales (merluza, gamba blanca, cigala y gamba roja).

La organización expresa su preocupación por la escasa mejora que puedan suponer estos cierres ante la grave sobreexplotación del Mediterráneo, donde todas las poblaciones evaluadas se encuentran por encima de límites sostenibles. Esto requiere acción inmediata ante el riesgo de no alcanzar los objetivos de acabar con la sobrepesca, de obligado cumplimiento para 2025, y ahora incluso más a la luz de los resultados mínimos del Consejo Europeo de Pesca anunciados ayer 14 de diciembre en Bruselas. Por otro lado, también destaca que los cierres son el fruto de las negociaciones bilaterales que la Secretaría General de Pesca ha mantenido con el sector durante el último año y por tanto responden a sus propios intereses.

España ha pretendido demostrar avances “fantasma” ante la Comisión Europea, pero este no es el camino afirma Vera Coelho, Directora de Políticas y Comunicación de Oceana en Europa que también señala Los nuevos cierres se han utilizado como moneda de cambio en las negociaciones del Consejo de Pesca. España se oponía a reducir los días de pesca, mientras sólo pretendía aplicar vedas y mejora en la selectividad de las artes. La falta de ambición generalizada en los cierres hará que no tengan un valor sustancial para la recuperación de los caladeros, y por tanto aplaudimos la determinación de la Comisión Europea para reducir el esfuerzo en un 6% adicional, así como para empujarles a que adopten nuevos cierres de inmediato y refuercen los existentes.

Los cierres son medidas efectivas para proteger juveniles y sus valiosos hábitats, pero la medida publicada por España es insuficiente. Específicamente, Oceana señala las siguientes debilidades de los cierres:

  • Las nuevas zonas de cierre no coinciden con las áreas donde mayormente se concentran los juveniles, y más parecen responder a unas limitaciones impuestas por los intereses del sector ya que se localizan en zonas donde la flota tiene baja actividad;
  • Graves desequilibrios en cuanto a la implantación de cierres permanentes (12%) frente a temporales (88%), a pesar de que los expertos avalan los cierres permanentes como medidas más efectivas para recuperar las poblaciones:
  • En Baleares sólo se han designado cierres temporales
  • En Alborán solo se han cerrado de forma permanente alrededor de 100km2 que corresponden al Seco de los Olivos, una montaña submarina dentro de un área marina protegida que ya debería estar cerrada desde su declaración en 2015;
  • El mar de Alborán presenta las mayores deficiencias frente al resto de zonas mediterráneas, ya que sólo se va a proteger un 0,5% de su superficie

 

Mapa. Visión general de cierres temporales y permanentes bajo el Plan Plurianual para el Mediterráneo occidental en aguas españolas. Fuente: OCEANA

* Fin *

 

NOTA EDITORIAL

  • El Comité científico para la Pesca de la UE (STECF) aconseja reducir las capturas en porcentajes que varían entre el 77% y el 33% dependiendo de la especie, todo ello a través de medidas combinadas de reducción de esfuerzo, selectividad y cierres. Las evaluaciones científicas más recientes indican que en aguas españolas la merluza se está pescando casi 9 veces por encima de límites sostenibles en determinadas zonas, y la gamba roja y el salmonete 6 veces. Para hacer frente a ello, España por el contrario solo estará protegiendo un 2,6% de su zona económica exclusiva mediterránea bajo el Plan Plurianual, un 0,3% con cierres permanentes (798 km2) y un 2,3% con cierres temporales (6 012 km2).