The italian government orders the confiscation of driftnets found aboard vessels at port | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

El gobierno italiano ordena el decomiso de las redes de deriva en los barcos atracados en puerto

La organización de conservación marina Oceana ha comunicado que la Abogacía del Estado italiano ha modificado su posición y considera ilegal la tenencia a bordo de las redes de deriva conocidas como “spadare”, tanto si están siendo utilizadas o no en el

Press Release Date

Viernes, Enero 12, 2007
Ubicación: Madrid
Contacto: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

La Abogacía del Estado de Italia ha respaldado la nueva política de “tolerancia cero” anunciada recientemente por el ministro de Agricultura y Pesca italiano Paolo De Castro, declarando la ilegalidad de la tenencia a bordo de las embarcaciones de las redes de deriva conocidas como “spadare” y prohibidas por la UE desde 2002. Esta decisión se adelanta a la publicación de un decreto anunciado por el propio De Castro y permitirá la incautación de las redes en puerto, sin necesidad de verificar su uso en alta mar.

En Italia, un centenar de embarcaciones continúan faenando ilegalmente con estas redes para la captura de pez espada, cuatro años después de entrar en vigor la prohibición y habiendo percibido subvenciones de hasta 71.000 € por embarcación, procedentes de fondos del Instrumento Financiero de Orientación a la Pesca (IFOP), tal y como ha sido demostrado por Oceana. Esta medida es un paso imprescindible para la eliminación de esta flota y desde hace años constituye una de las principales reivindicaciones de Oceana, dentro de su campaña para la eliminación de redes de deriva en el Mar Mediterráneo.

Durante dos años sucesivos de campaña a bordo del catamarán de investigación Oceana Ranger, Oceana ha podido identificar, fotografiar y filmar la actividad de 71 rederos de deriva, tanto en alta mar como en puerto, así como grandes cantidades de redes que superaban la longitud de 2,5 Km permitida por la legislación comunitaria.

Según declaraciones de Xavier Pastor, biólogo marino y Director de Oceana para Europa : Nuestra tripulación ha podido comprobar, tanto en mar como en los puertos, la utilización y la tenencia a bordo de las embarcaciones, de redes de deriva prohibidas por la Unión Europea en longitudes que exceden entre cuatro y ocho veces las autorizadas por el Gobierno italiano”.

Oceana también ha podido constatar cómo los órganos de control competentes, como la Guardia Costiera, carecían de un respaldo legal para actuar contra esta pesca pirata, ya que hasta ahora sólo podían proceder a la incautación del arte si la embarcación infractora era detectada faenando, mientras que las redes podían ser exhibidas en puerto con total impunidad.

Los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por Oceana se recogen en el informe Redes de deriva italianas 2006: el informe de Oceana”, así como una serie de recomendaciones encaminadas a la eliminación definitiva de este arte de pesca ilegal.

Oceana insta al Gobierno italiano a que definitivamente ponga en práctica las medidas necesarias para convertir la política de “tolerancia cero” del ministro De Castro en una realidad.Es un paso importante el que se ha dado, pero es necesario que se lleve a la práctica con todas sus consecuencias, es decir, que las autoridades competentes dispongan de los medios necesarios para efectivamente notificar la infracción y proceder a la incautación y posterior destrucción de las redes de deriva ilegales, concluye Xavier Pastor.