Blog Authors | Oceana Europe
Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Ricardo Aguilar

Tras comprobar la batimetría de la zona por la noche, a primera hora de la mañana estamos listos para poner el robot en el agua. En la zona que hemos elegido hay 110 metros de profundidad y, aunque seguimos sin tener el tiempo que quisiéramos, las condiciones no son del todo malas para trabajar.

Los días siguen sin ser buenos pero no vamos a cejar en nuestro empeño. Intentaremos de nuevo bajar a la cima de la montaña submarina Auxias Marc. Las tareas nos están dando bastante lata por las fuertes corrientes, el mar de fondo y el viento, pero conseguimos, con dificultad, divisar el fondo. Nuevamente, creíamos que íbamos a perder este día pero, según pasan las horas, las condiciones meteorológicas mejoran y la mar va calmándose; lo que nos permite realizar el trabajo con mayor comodidad. Nuevamente damos con otro fondo de maërl de grandes dimensiones.

Nos encontramos entre las islas Conejeras y Bledas. Queremos llevar a cabo un muestreo aquí mientras el tiempo mejora al este. Cuando vamos a empezar la inmersión con el ROV el viento cambia rápidamente y ahora sopla desde el Oeste, lo que hace que nuestro escondrijo no nos valga y tengamos que abandonar la zona. Volvemos a ponernos en marcha y nos dirigimos al este de Formentera, donde parece que las cosas están mejorando rápidamente.

Aunque el tiempo no acompaña, decidimos poner rumbo a Formentera para ir acercándonos a las montañas marinas que queremos documentar. El viento sube y tenemos que cambiar el rumbo para refugiarnos al oeste de Ibiza. Es una noche movida hasta que conseguimos ponernos a refugio.

Pasamos el día en puerto reabasteciendo el barco y esperando nuevos tripulantes para este ultimo periodo. Hemos tenido noticias de que también han llegado a Palma la gente del CRAM con su velero “Vell Mari”, así que pasamos a saludarlos y terminamos cenando con ellos intercambiando puntos de vista y comentando anécdotas de los trabajos que ambos estamos realizando en el Mediterráneo. Es una alegría compartir unos momentos con otros colegas.

Nos levantamos temprano y frente a nosotros tenemos los impresionantes acantilados de Cap Blanc. En esta zona queda el vestigio de un gran arrecife de coral fósil que existía en el Mediterráneo durante el Mioceno. Más de 5 millones de años después estamos aquí para saber cual ha sido la evolución de estos fondos. Vamos a hacer varios transectos para conocer como se distribuyen los diferentes ecosistemas y especies entre el acantilado y los 100 metros de profundidad. Para ello, vamos a trabajar tanto con submarinistas en la parte más somera, como con el robot en la más profunda.

Aprovechando que estamos al lado de Cala Mondragó, los buceadores van a realizar una inmersión para filmar sus fondos y, sobre todo, las cuevas y paredes rocosas. Aquí se puede encontrar un hábitat muy desconocido pero de gran importancia en la zona litoral, se trata del “trottoir” o “repisa”, que en las Islas Baleares son conocidas como “tenasses”.

Por la noche el viento ha ido aumentando y, aunque podríamos haber llegado a nuestro destino, el estado del mar nos hubiera imposibilitado llevar a cabo el trabajo. Para no perder estos días, hemos decidido cambiar un poco los planes y vamos a realizar las inmersiones al sudeste de Mallorca, donde estaremos protegidos del viento del Noroeste que sopla con fuerza y tendremos más posibilidades de éxito.

Tras llegar a Palma de Mallorca para realizar compras para el barco y algunos cambios de tripulación, nos disponemos a prepararnos para la llegada del robot submarino (ROV) que vamos a utilizar durante las próximas semanas. El día ha sido ajetreado; es difícil conseguir un atraque en Palma durante estos días y nosotros necesitamos uno que nos permita usar la grúa para cargar el ROV y todo el material que necesitamos.

En la costa este de Formentera hay algunas zonas donde podemos combinar las paredes llenas de esponjas, con zonas de rocas y otra de arena con Posidonia oceanica. Aquí observamos desde cabrachos (Scorpaena scrofa) y cardenales (Apogon imberbis) a petos (Symphodus tinca) y salmonetes de fango (Mullus barbatus). La diversidad de esponjas es también grande, con especies de los géneros Tenacior, Crambe, Sarcotragus, Cacospongia, Chondrosia, Oscarella, etc.

Páginas